Cuidados especiales para suelos exteriores de madera

madera exterior

Cuidados especiales para suelos exteriores de madera

Los suelos de madera en el exterior de nuestro hogar son un elemento de mucho carácter y estilo. Además proporcionan al entorno en el que se encuentran calidez y unidad con la naturaleza. Como ya contamos en “Todo lo que necesita saber sobre el parquet al aire libre” parte I y parte II, la clase de suelo que elijas para este lugar será determinante para una larga vida útil del espacio. Sin embargo, incluso los materiales más resistentes a las inclemencias requieren de una serie de cuidados.

 

Monkeyfloor te cuenta una serie de acciones que puedes llevar a cabo para mantener como nuevos tus suelos de exterior por mucho más tiempo. Comenzamos.

TRATAMIENTO

Es conveniente realizar el mantenimiento de suelo exterior de madera cada cuatro o cinco meses. Mientras tanto, resulta beneficioso limpiar con un paño húmedo la superficie. Dependiendo de dónde se encuentre, lo limpiaremos con mayor o menor frecuencia. También debemos ayudarnos de protectores para una mejor conservación de la madera de exterior.

 

Encontramos dos tipos de tratamientos diferentes: Aceites y protectores acrílicos. Cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes. Pasemos a verlos.

ACEITES

Mediante el uso de aceites, nutrimos en profundidad la madera. Su aplicación resulta muy sencilla, pero no sirve cualquier aceite para tratar tu madera de forma adecuada. Para determinar qué tipo de aceite es el más adecuado, se debe conocer el nivel de penetración, fijación y compatibilidad mediante pruebas. La principal comprobación que se realiza es el secado del aceite. Gracias a él, determinamos cuál es el aceite más adecuado para cada madera. Realizaremos la aplicación de este protector cuando se aprecie su desaparición o degradación.

 

Como norma general, los aceites no incorporan filtros solares, por lo que no proporcionan protección ante los rayos ultravioletas. Por ello, es muy importante que el aceite elegido sí posea filtros solares de protección eficaz. Otra cuestión a tener en cuenta es la escasa resistencia a la abrasión y a la lavabilidad que poseen los aceites.

PROTECTORES ACRÍLICOS

Los protectores acrílicos contienen resinas y filtros solares. Su fijación a la superficie es más alta y resisten mucho más a los rayos ultravioleta. A pesar de ser disuelto en agua para su aplicación, resiste este elemento de manera eficaz, ya que son hidrorepelentes. Su resistencia a la abrasión también es mayor, por lo que la duración del tratamiento es muy mayor a la del aceite.

 

Encontramos sus inconvenientes en cuestiones de limpieza y renovación. El mantenimiento regular necesario se llevará a cabo cada 10-18 meses, dependiendo de la orientación y zona geográfica. A su vez, conviene elaborar una agenda sistemática de tratamiento.

 

En caso de acumulación de capas protectoras, se requiere un decapado y eliminar esas capas mediante un proceso meticuloso realizado por profesionales para garantizar un buen resultado.

 

También pueden producirse problemas por la falta de frecuencia en los procesos de reposición y mantenimiento. En caso de no realizarlos a su debido tiempo, el pavimento puede acabar gris o cuarteado.

 

Ahora que sabes los cuidados que estos suelos necesitan ¿te animas a instalarlos en tus patios o terrazas? Mira la gran variedad que tenemos en nuestra web.

Share this post

Deja un comentario