Mantenimiento del Suelo Vinílico.

Mantenimiento del Suelo Vinílico.

Los suelos vinílicos tienen un mantenimiento sencillo, son elegantes y fáciles de instalar, con una vida útil larga.

Este tipo de suelos dispone de una resistencia a rasguños y manchas que hacen que la limpieza sea la mínima posible.

Le ofrecemos una serie de consejos para la limpieza de este tipo de suelos:

  • Sería conveniente que diariamente se quitar el polvo que se acumula mediante un cepillo o aspiradora.
  • Una vez a la semana sería ideal pasar una fregona húmeda con agua tibia y un detergente neutro, para eliminar las posibles manchas de suciedad que pueda haber. Esta limpieza semanal puede ser más frecuente si lo necesitará.
  • Las manchas que se originan en un momento determinado debe ser tratadas en el momento con un trapo de nylon y un detergente neutro. Realizaremos la limpieza desde el exterior de la mancha hacia su centro.
  • Dependiendo del origen de la mancha debe proceder de diferente forma.
    • Manchas de aceite, vinagre o limón: Este tipo de manchas pueden decolorar la superficie, por ello debe limpiarlas inmediatamente.
    • Manchas de tinta, tomate o sangre debes eliminarlo con alcohol muy diluido, dejarlo actuar unos minutos y enjuagar.
    • Manchas de rotulador y marcador se frotan con alcohol blanco y se enjuaga con agua.
    • Mancha de óxido se deben limpiar con una esponja antioxido y se enjuaga con agua.

Consejos de Limpieza

  • Poner protectores en las patas de los muebles.
  • Evitar muebles que tengan patas de goma ya que pueden causar manchas en el suelo.
  • Utilizar felpudos en la entrada de la casa para entrar la menos suciedad posible.
  • Limpiar con detergente neutro.
  • Mantener las fuentes de calor alejados del suelo.

Productos que no debes utilizar para limpiar los suelos vinílicos:

  • Jabón negro.
  • Polvos abrasivos.
  • Acetona o disolvente.
  • Cera o barniz.
  • Productos a base de aceite.
  • Limpiadores de vapor.
Acostado en Casero Regular

Share this post

Deja un comentario